Portada en la que aparecen Astérix, Obélix y la nueva incorporación Adrenalina.

El nuevo cómic de Astérix tendrá por primera vez a una adolescente como protagonista. El nombre del libro, ‘La hija de Vercingétorix’, indica el personaje de este episodio: una joven alta y delgada, de coleta roja y gesto recio

Mañana llega a las librerías el nuevo cómic de Astérix, y lo hace con una nueva protagonista: una adolescente que acompañará a Astérix y Obélix. Ella es rebelde, altiva y con una larga trenza pelirroja. La presentaron el pasado lunes en París, donde sus creadores no pudieron esconder el parecido que tiene con la activista sueca Greta Thunberg.

El nombre de este episodio es ‘La hija de Vercigétorix’. Ella se llama Adrenalina y es el último personaje que se incorpora a la saga creada por el dibujante Albert Uderzo y el guionista René Goscinny en 1959. Protagoniza junto con los tradicionales héroes galos la portada de este cómic, es el número 38 y llega a las librerías el próximo 24 de octubre.

El nuevo cómic de Astérix se centra en la llegada a la aldea de esta joven, hija del legendario jefe galo. Los romanos la persiguen y además tiene que enfrentarse a problemas propios de la adolescencia.

Va vestida con mallas y camiseta sin mangas negra, unas peludas botas y un cinturón de cuero. La nueva protagonista hace que Astérix y Obélix se agoten, ya que en esta ocasión tendrán que seguirla.

Se publicará en más de 20 idiomas

Este álbum se publicará en más de 20 idiomas, entre los que están el español, el catalán, el asturiano, el euskera y el gallego. Tiene más de cinco millones de copia, de las cuales dos millones están reservadas para distribuirlas en Francia. Es el cuarto álbum de la serie que escribe Jean-Yves Ferri y está ilustrado por Didier Conrad.

En la presentación del pasado lunes, Ferri dijo que “después de 37 títulos, es esencial elegir temas y personajes que rara vez se discuten en la serie”. Por su parte, Conrad explicó que “la ausencia de personajes femeninos en los cómics en el pasado se debió un asunto estratégico, ya que, según él, en cualquier caso no había muchas chicas que leyeran este tipo de literatura”.

Además el ilustrador Conrad explicó que “no hay muchos personajes femeninos en Astérix y los que hay están anclados en la dinámica de los años 70 y 80. Con la evolución de las tradiciones no son personajes que se puedan utilizar ahora”.