Hablamos con Natalia Pedrajas Sanz, directora de Apoyo Psicológico en Casa nos ha contado un poco sobre la terapía y el duelo de las personas al perder a un ser querido ante la situación que vivimos.

– ¿Cómo hacer una buen gestión emocional de la situación que vivimos ?

La situación excepcional de cuarentena y confinamiento generada por el COVID-19 nos remueve no solo en el entorno social, cambio de rutinas y cambio en general; también nos está generando un movimiento interno a las personas. Damos por hecho que el COVID 19 es una AMENAZA auténtica, grave, y el MIEDO se despierta para que podamos protegernos: no aumentar los contagios, que no se alargue más en el tiempo. También hay pérdidas que se producen, pero la TRISTEZA, puede darnos un toque de atención para que reflexionemos qué podemos hacer en el presente, acciones concretas para ayudar, o si queremos seguir viviendo de esta forma en el futuro, maltratando este planeta o si pensamos posibles alternativas. Seguimos con la RABIA para tomar medidas de crecimiento, sin buscar culpables; tratar de llevar acciones hacía delante, opciones de desarrollo que se puedan llevar a cabo. Eso nos va a hacer sentirnos muy orgullosos como personas y como comunidad y sentir ese ORGULLO. Que nos lleva directamente al AMOR y al sentimiento de pertenencia. Ese amor auténtico que nos da pertenencia y sentimiento de grupo. La última estación la Alegría, esa satisfacción de nosotros mismos y como comunidad, que ayudamos al prójimo, le aplaudimos en los balcones, sácamos el máximo aprendizaje, y ante las dificultades sabemos reaccionar, cuidar, y sabemos actuar.

 

– ¿Es recomendable hacer terapia online con menores?

Las clases no vuelven a la normalidad, las consultas parecen no abrir, y cuando lo hagan, pueden existir resistencias a ir. Es importante poner el foco en la atención online y a domicilio. A pesar de que también algun@s profesionales teníamos muchas resistencias a atender a los menores con terapia online, no nos ha quedado otra que enfrentar el reto, y aprender rápido.

 

Explorar la SITUACIÓN ACTUAL CON LOS PADRES Y MADRES, sin que el menor esté presente es fundamental. En el Área EMOCIONAL: ¿Cuáles son Las Emociones por exceso y por defecto? Intentar reconocer con ell@s cuál es la emoción dominante: Fundamentalmente serán Miedo, Tristeza, Rabia. En el Área EDUCATIVA : Los menores no asisten a clase ¿Cómo están llevando el TELECOLE? ¿Tienen deberes? Área PERSONAL ¿Están siguiendo rutinas? ¿Tienen una correcta higiene del sueño? ¿Existe una motivación y conciencia de estar sanos? ¿Hacen ejercicio? ¿Siguen una alimentación sana y equilibrada? Es importante que transmitamos la siguiente idea: Estar sanos a nivel físico y emocional nos protege el sistema inmune, y ahora toca estar sanos. En el Área SOCIAL: ¿Cómo se están relacionando los menores?¿Tienen relaciones con amig@s y compañer@s por videollamada? ¿A través de videojuegos?. Por último es muy importante recomendar la lectura a padres y madres de guías elaboradas por los Centros de Apoyo a las Familias. Intentaremos que se impliquen en medida de lo posible. Pueden estar presentes en la terapia y además pueden ser de ayuda y se les puede requerir (por ejemplo si necesitamos un material concreto). A los padres y madres mas ausentes, o que no pueden estar tan presentes, les animaremos a que estén disponibles durante las sesiones.

 

– ¿Qué pensamientos tienen las personas que acuden a terapia?

Pensamientos de Filtraje. Sólo nos quedamos con los detalles negativos de la situación, y además los aumentamos, evitando los positivos. Por ejemplo: Ante esta situación que vivimos, nos fijamos más en el número de contagiad@s y de fallecid@s, pero no tanto en el número de curad@s.

Pensamientos de Sobregeneralización que consiste en extraer una conclusión general de un hecho aislado. Por ejemplo:”Tod@s vamos a morir”, “Nunca saldremos de esta crisis”, “Nadie se va a librar de este contagio”.

Pensamientos de Polarización donde no hay término medio, todo para nosotr@s es “o negro o blanco”. Por ejemplo: “Si me contagio, o me muero o vivo”.

Pensamiento de Catastrofismo,  gobernado por la percepción de desastre o de solución final negativa. Identificamos lo que vemos o escuchamos acerca de lo que está ocurriendo, y lo entendemos como si nos fuera a pasar a nosotr@s. Al menor indicio pensamos que pasará algo terrible y trágico. Por ejemplo: “Tengo tos, seguro que ya estoy contagiad@!”.

Es muy importante saber que estas formas de pensar las tenemos casi todas las personas generalmente, y que además, en momento de crisis se disparan. La idea no es luchar por no tenerlas, la idea es NO DEJARSE ARRASTRAR por ellas. Nuestro pensamiento a veces nos pone la zancadilla y podemos caer en esa espiral de pensamientos erróneos que nos traen tanto malestar psicológico y poco nos ayudan. Estos tipos de pensamientos nos pueden hacer más vulnerables.

 

– ¿Qué hacemos con la angustia generada por el malestar de otros seres queridos?

La angustia de los demás puede afectarnos negativamente si nos posicionamos de forma incorrecta. La psicóloga Carla Rodríguez diferencia entre empatía y simpatía. Ambos procesos intentan ayudar a la persona pero desde posiciones distintas a partir de las cuales brindar herramientas y apoyo a su situación. La empatía es el proceso correcto por el que hay que guiarse ya que de lo contrario, la persona adopta el sentimiento de dolor del otro y es incapaz de ayudarle. Para gestionar la angustia ante la imposibilidad de ayudar a otros, se deben buscar maneras adaptadas a la situación para ayudar de otra forma diferente. Conectando con nuestra creatividad podemos encontrar nuevas maneras de ayudar a la persona en concreto, aunque sea a distancia. También son importantes las estrategias de afrontamiento. Ante las emociones que van surgiendo, en especial la angustia o el dolor, es importante desconectar de la situación gracias a estrategias de afrontamiento como la meditación, la escritura narrativa, o técnicas de relajación y respiración.

 

– ¿Cómo nos podemos despedir de nuestros seres queridos?

Los RITUALES DE DESPEDIDA son muy importantes. Aunque no puedas celebrar una ceremonia “normal”, sí podrás celebrar una ceremonia en casa, tú sol@ o con las personas que estés. Fijad un día y una hora, y utilizad lo que necesitéis: pueden ser fotos, velas, una pequeña lectura, un poema… Debemos tener presente que la despedida no es algo puntual y único, habrá varias. Empezamos ahora, en la medida en que estemos preparad@s, y continuaremos cuando podamos salir del confinamiento. Ahora lo haremos de una forma. Mas tarde, cuando se pueda ver y abrazar a nuestros seres queridos, lo haremos de otra forma. Algunas ideas de rituales de despedida que podemos realizar ahora: Si se quiere algo más visible: Podemos hacer un rincón del recuerdo en casa con fotos y objetos. Si se quiere algo menos visible: Haremos una caja de recuerdos con fotos y objetos. Escribiremos una carta de despedida, haremos un dibujo o una manualidad, o escribiremos la letra de una canción, una poesía, un cuento…debemos de escoger lo que más nos ayude a expresar lo que sentimos. Podemos inventar un ritual improvisado, nuevo, por ejemplo con velas, o incienso… Realizaremos, siempre, todos los rituales que consideremos necesarios. El objetivo es minimizar el ESTRÉS (POSTRAUMÁTICO) que supone no poder acompañar a la persona querida que fallece.

 

Si os interesa saber más sobre la Doctora Pedrajas y la terapia en casa, visita www.apoyopsicologicoencasa.es Os recomendamos los siguientes videos: 6 herramientas para proteger tu salud mental y emocional en casa, Preduelo y duelo y Terapia online con menore.