Decálogo del autocuidado de Affor Health, para proteger también nuestra salud mental

1609

La salud de la humanidad entera se ve amenazada en muchos lugares del mundo por enfermedades y desastres: el cambio climático, nuevos virus y pandemias, falta de infraestructuras médicas y de acceso a medicinas o, al menos, a cuidados sanitarios básicos. Y también -en parte derivado de todo ello- por un gran estrés psicológico que es, en sí, otra enfermedad en auge en esta era. Pero estar sanos es mucho más que una necesidad, es un derecho de todas las personas. Precisamente este es el lema del Día Mundial de la Salud en 2024: ‘Mi salud, mi derecho’.

Y si tenemos derecho a la salud tenemos, por tanto, derecho a ser capaces de practicar el autocuidado para mantener un equilibrio mental y enfrentar los desafíos de nuestro día a día de forma saludable. “Aunque pueda parecer una cuestión obvia, la falta de autocuidados sigue siendo, por desgracia, una norma en nuestro tiempo. Casi sin darnos cuenta vamos descuidando áreas de nuestra vida, dejándonos llevar por la inercia del día a día, la falta de tiempo, las dificultades para gestionar nuestras emociones… Y si no hacemos nada para solventarlo, termina pasando factura”, afirma Marina Dasso, coordinadora del Programa de Ayuda al Empleado (PAE) de Affor Health.

Como consultora especializada en salud mental y bienestar psicosocial en el entorno laboral, el equipo del Hub de Psicólogos de Affor Health ha elaborado un decálogo de acciones que se pueden realizar para mejorar nuestra vida y nuestra autoestima y que deberíamos incorporar a nuestro día a día, tanto en el entorno personal como en el trabajo.

Decálogo de Affor Health para el autocuidado emocional

  1. Haz ejercicio físico diariamente: El ejercicio regular ayuda a mantener un peso saludable, fortalecer los músculos y el sistema cardiovascular, pero también mejora el estado de ánimo al liberar endorfinas.
  2. Disfruta de una alimentación equilibrada: Un buen conjunto de nutrientes, incluyendo vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y grasas saludables, contribuye a fortalecer el sistema inmunológico y prevenir enfermedades como la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.
  3. Evita el consumo de alcohol y tabaco: El alcohol y el tabaco están asociados con una serie de enfermedades graves, como enfermedades del corazón, cáncer, enfermedades del hígado y trastornos mentales. Evitar su consumo es fundamental para mantener una buena salud física y mental a largo plazo.
  4. Descansa las horas necesarias para tu cuerpo: Intenta dormir entre 7 y 9 horas por noche para garantizar la necesaria recuperación y regeneración del cuerpo. Una buena higiene del sueño ayuda a mejorar la función cognitiva, fortalecer el sistema inmunológico, regular el estado de ánimo y reducir el estrés.
  5. Mantén contacto social habitualmente: La conexión con otras personas ayuda a reducir el estrés, aumentar la sensación de pertenencia y apoyo, mejorar la autoestima y promover el bienestar emocional en general.
  6. Regula tus expectativas para no ser demasiado autoexigente: Si nos exigimos demasiado pueden aumentar de forma peligrosa nuestros niveles de estrés y ansiedad. Es importante establecer expectativas realistas y ser compasivo contigo mismo en lugar de ser demasiado crítico.
  7. Cuida la motivación con metas objetivos realistas y medibles: Esto ayuda a mantenerte motivado y enfocado en tus objetivos, ya que te permite  realizar un seguimiento de tu progreso y celebrar tus logros a lo largo del camino.
  8. Busca actividades que te generen satisfacción fuera del entorno laboral: Es fundamental dedicar tiempo a tus pasatiempos, intereses y relaciones personales para desconectar, mantener un estado de ánimo positivo y una buena salud mental.
  9. Practica la meditación y la respiración consciente: Son técnicas efectivas para reducir el estrés, calmar la mente y mejorar la atención y la concentración.
  10. Agradece las cosas buenas: La gratitud es una poderosa herramienta para promover el bienestar emocional y fortalecer las relaciones interpersonales. Tomarse el tiempo para reconocer y agradecer las cosas buenas en la vida puede aumentar la satisfacción y el sentido de propósito.

“Cuidar la salud mental es fundamental para lograr una buena calidad de vida y, en última instancia, una buena salud general. Podemos actuar para protegernos y proteger a los que nos rodean. Empezando por reclamar nuestro derecho a la salud en todos los aspectos de nuestra vida, desde el ámbito personal y educativo, siguiendo por las empresas y la sociedad de la que somos parte”, concluye Dasso.

Sobre de Affor Health: En Affor Health llevamos más de una década innovando como gestores de salud psicológica en las organizaciones a nivel mundial. Convencidos de que las personas son la pieza fundamental, impactamos positivamente en nuestro entorno ofreciendo servicios que contribuyen a promover la salud mental y el bienestar de las mismas en el ámbito profesional y personal para mejorar su calidad de vida (ODS3). Somos la primera B Corp española especializada en gestión de la salud psicosocial en el trabajo.