Operaciones estéticas

Los peligros de las operaciones estéticas “low cost” son muchos, en estos casos hay que buscar profesionalidad antes que ganga.

La cirugía estética ha avanzado mucho, cada vez es más segura pero cuidado con confiarse, ya que sigue siendo una operación y por lo tanto no carece de riesgos ni de peligros. En el caso de querer realizarse alguna operación estética hay que tener muy claro varios conceptos: Si se esta segura de querer realizarlo (ya que no habrá marcha atrás), las recomendaciones, cuidados posteriores, posibles efectos adversos… pero sobre todo hay que hacer hincapié en quién y dónde se va a realizar esa operación estética. 

“En la salud no hay rebajas”, bajo este lema encauza la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética) su particular cruzada contra las operaciones “low cost”. La SECPRE informa de los peligros de esta nueva modalidad de cirugía, que promete operaciones estéticas a precios realmente bajos.

Actualmente abundan los anuncios de rebajas estéticas, carteles publicitarios que prometen precios más bajos, rebajas u ofertas.

Hay que tener especial cuidado con estas promesas, ya que en países como Túnez, Turquía o Tailandia, venden estos productos como pack indivisible para el turismo.  Paquetes vacacionales que además de tu estancia y vuelo incluye un pack de cirugía estética a bajo precio. Se han dado casos de utilización de materiales de baja calidad e incluso de segunda mano, como es el caso de implantes mamarios; quirófanos que no reúnen las condiciones de higiene y seguridad; no se realizan estudios preoperatorios ni seguimientos postoperatorios.

La SECRE recomienda que en caso de viajar el extranjero y desear realizarse algun proceso quirúrgico plástico, tener muy claro quién es el cirujano, qué condiciones sanitarias reúne el quirófano y asegurarse de la realización de pruebas pre y post operatorias.

“En la salud no hay rebajas”, no hay que dejarse llevar por las ofertas y gangas.