¿Cómo evitar embarazos no deseados en adolescentes?

1123

La única manera 100% segura de no quedarnos embarazadas es no tener sexo vaginal o realizar cualquier actividad sexual donde el esperma entre en contacto con la vulva o en la vagina.

Por el contrario, si vas a tener sexo vaginal, la manera más adecuada de hacerlo y de tener precauciones sería en primer lugar tomando un anticonceptivo y en segundo lugar utilizando preservativo.

Algunos anticonceptivos dan mejor resultados que otros. Los mejores anticonceptivos, los más eficaces para la prevención de un embarazo son los implantes y DIUs, siempre sabiendo que son eficaces en un 98%.

También hay otros anticonceptivos como el anillo, la píldora, el parche o la inyección. A continuación explicaré brevemente cada uno para que veamos la diferencia entre ellos.

El anillo es un anticonceptivo que se trata de un anillo que lo introduces con un adaptador dentro de la vagina. Sí es la primera vez que usas el anillo o el mes anterior no has usado ninguna otra anticoncepción hormonal, puedes colocarte el anillo entre el primer y el quinto día de la regla, usando un método barrera (preservativo) durante los primeros siete días de uso y sólo en el primer anillo.

La píldora se trata de una pastilla que contiene hormonas que evitan que el ovario de una mujer libere un óvulo durante su ciclo menstrual (lo que se llama ovulación).

¿Cómo se deben tomar las pastillas anticonceptivas por primera vez?

La primera pastilla se toma el primer día de la menstruación, al terminar de tomar las pastillas del paquete, se deja un período de 7 días sin tomar pastillas, durante los cuales se presenta la menstruación. Recuerda iniciar la toma de pastillas de un paquete nuevo al siguiente día de los 7 días de descanso.

El parche anticonceptivo es bastante eficaz porque libera hormonas en el torrente sanguíneo que impiden la ovulación, además de hacer el moco cervical más espeso, evitando que los espermatozoides logren llegar hasta el útero, disminuyendo en gran medida las posibilidades de embarazarse.

 

Por último tenemos la inyección. Como todas las demás, la inyección impide la ovulación de la mujer y hacen que el moco que se produce en el cuello matriz se vuelva muy espeso impidiendo así el paso de los espermatozoides. Lo más destacable de la inyección es que te protegerá de inmediato una vez te la pongas.