A través del canal de Facebook I fucking love science el dueño de un zoo de Nueva York ha transmitido en directo el parto de April. Ya lo han visto más de un millón de personas.