NOTA DE PRENSA – Madrid, 15/03/2020

La sociedad cooperativa Ondamédica, con sede en Madrid, es pionera en traer a nuestro país el dispositivo de telemedicina TytoCare, que permite a los médicos explorar pacientes sin que sea necesaria su presencia física. El dispositivo ya se está utilizando en Israel para el seguimiento de pacientes con coronavirus o síntomas de esta enfermedad, y en Estados Unidos y Canadá para otro tipo de afecciones.  

El dispositivo permite el seguimiento domiciliario de los pacientes que tienen el COVID-19 (enfermedad causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV2), y de personas en cuarentena, así como la exploración y detección por los signos médicos obtenidos de posibles casos positivos, evitándose la exposición al contagio del personal médico-sanitario y el desplazamiento de algunos pacientes para contribuir a no saturar los centros de salud.

Este aparato, del tamaño de un teléfono móvil y homologado por la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá, permite al médico recibir con precisión y en tiempo real los signos necesarios para el seguimiento de los pacientes infectados. La autoexploración del paciente envía al médico una auscultación pulmonar y cardíaca exhaustiva, ritmo cardiaco, temperatura (fiebre), así como información por fotografía y vídeo del estado de la garganta, oídos y nariz, y lesiones cutáneas.

A través del dispositivo, médico y paciente entran en contacto visual y auditivo, pudiendo el facultativo dirigir la exploración del paciente. Se precisa disponer de wifi. El médico usa un ordenador, tablet o teléfono y el paciente su teléfono y el dispositivo, sin necesidad de descargar ningún programa específico. Es válido para los sistemas operativos Android e iOS, pudiendo adaptarse para complementar cualquier plataforma de telemedicina ya existente. Su precio ronda los 500 euros.

El doctor José Antonio Valero, MD. PhD., presidente y fundador de Ondamédica, subraya que la utilización de este dispositivo “supone un punto de inflexión para la telemedicina, en particular para las teleconsultas, porque el médico puede así obtener datos precisos de la auscultación del paciente y llevar a cabo su diagnóstico con un mejor nivel de fiabilidad”.