Imagen: www.diariosigloxxi.com

Organizaciones feministas reclamaron este lunes “justicia para Juana Rivas” y “protección para sus hijos”, manifestándose frente a juzgados de decenas de ciudades españolas y ante la sede del Ministerio de Justicia en Madrid.

Estas entidades informaron de que la convocatoria responde a la reunión del Tribunal Constitucional, que previsiblemente tendrá lugar el miércoles, en la que deberá pronunciarse sobre el recurso de amparo presentado por Juana Rivas solicitando que se suspenda de forma urgente la orden judicial que la obliga a entregar a sus hijos a su exmarido, Francesco Arcuri.

Las organizaciones, que remarcaron que Arcuri “fue condenado en firme en 2009 por los tribunales españoles por un delito de violencia de género”, pidieron que “el asunto sea considerado como lo que realmente es, un caso de violencia de género, y se garantice el derecho de estos niños a una vida libre de violencia machista”.

Asimismo, denuncian que hasta ahora “no se está aplicando a los hijos de Juana Rivas el artículo 10 de la Ley 4/2015 del Estatuto de la Víctima del Delito, que establece que los hijos menores y los menores sujetos a tutela, guarda y custodia de las mujeres víctimas de violencia de género tendrán derecho a las medidas de asistencia y protección”.

DEMOSTRAR QUE EL PACTO “NO ES PAPEL MOJADO”

La Plataforma Feminista 7N contra las Violencias Machistas hizo hincapié en que este caso es la primera oportunidad que tiene el Gobierno para “demostrar que su compromiso con el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que dedica su punto cuarto a intensificar la asistencia y protección de los menores (medidas 139 a 154), es firme y no ha sido papel mojado”.

En este sentido, defendió que la medida 142 propone que se adopten las medidas que permitan que la custodia compartida en ningún caso se imponga en casos de violencia de género en los supuestos previstos en el artículo 92.7 del Código Civil, y que no pueda adoptarse, ni siquiera provisionalmente, si está en curso un procedimiento penal por violencia de género y existe orden de protección.

Durante la concentración celebrada en Madrid se registró ante el Ministerio de Justicia un escrito reclamando al ministro Rafael Catalá que garantice que jueces y fiscales protejan a menores de sus padres maltratadores.

Además, el próximo jueves, 17 de agosto, está prevista otra concentración en Callao (Madrid) desde las 20.00 hasta las 21.00 horas para reivindicar que “ningún maltratador es un buen padre” y que se haga justicia.