Un montón de basura plagada de vasos de papel no reciclables

Esos vasos de papel ‘reciclables’ que te dan para el café no lo son. Llevan plástico y además de contaminar su composición hace que sean aún más difícil de reciclar

Hoy he ido a la cafetería de siempre, a tomar el café de siempre, y he vuelto a ver lo de siempre. Gente que pide café para llevar. Algo tan usual que no debería llamar mi atención. Pero esta vez ha pasado que, tras yo poner mi punto discordante sobre lo que contaminan esos vasitos para llevar, mis compañeras de café han querido tranquilizarme recordándome que esos vasos ‘son reciclados y se pueden reciclar’.

Pues no, o al menos no es nada fácil por lo que en la mayoría de ocasiones no se recicla. Lo cierto es que entre la poca información que hay sobre a dónde van a parar estos vasitos está un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia donde los catalogan como NO reciclables. ¿Y esto por qué? Pues bien resulta que estos vasos de cartón/papel (que no dudo que pueda tratarse de material reciclado) llevan una fina capa de plástico. Una capa que es la que permite que cuando se vierta el contenido líquido el vaso no se deshaga o rompa. De otra forma, con un vaso solo de papel o cartón no llegarías ni a la esquina de la calle.

“Para que los vasos de cartón sean permeables y puedan contener líquido en el interior, es necesario cubrirlos con una película plastificada. El tipo de plástico con el que se cubre es polietileno, ya que resiste muy bien los líquidos. De este modo, el café no se filtra y el vaso no pierde sus propiedades”, explican en Ecoembes.

La mezcla de más de un material hace que el reciclado sea aún más complicado, por lo que en la mayoría de ocasiones termina en el contenedor de residuos. No obstante, existe una opción aunque lo ideal es que EVITES utilizar este tipo de material y optes por el vaso de cristal o ir con tu propio vaso para llevar.

Opciones de reciclado

Como he comentado el vaso de papel reciclable, no lo es tanto porque contiene además del papel una capa de plástico adherida. La forma de poder reciclar este vaso sería separando ambos materiales, para ello el vaso ha de estar un tiempo en agua y tras esto es posible separar el plástico del papel.

Estos vasos no solo se utilizan para llevar café u otras bebidas sino que en muchos restaurantes de comida rápida son la única opción para servir los líquidos. Por tanto, probablemente, no vayas a llevar a casa este vaso y realizar el proceso de separación. Aunque la realidad es que en la mayoría de ocasiones estas cadenas rápidas no reciclan sus productos y que el proceso de re-utilización es muy complicado, Desde Ecoembes nos dicen que sí. Para ello hay que poner estos vasos en el contenedor AZUL, el de papel. Según estos ellos realizan un proceso de reciclado en el que separan cartón y papel y utilizan estos productos para producir nuevas variantes de envases.

Lo ideal, repito, sería no utilizarlos y que en los próximos años este tipo de vasos sean compuestos por otros materiales para que su reciclado y desintegración sean reales.