Juana Rivas cumple la orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Granada y entrega a sus hijos a la Guardia Civil

567

Juana Rivas, la madre granadina que huyó con sus hijos para evitar dejarlos en manos de su expareja, condenado por maltrato familiar, entregó este lunes a los menores a la Guardia Civil, según confirmaron a Servimedia fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Granada.

De este modo, Juana Rivas, cumple la orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Granada, quien en un fallo dictado la noche del jueves al viernes dio un ultimátum a la madre de Maracena (Granada) para que abandonase la huida que emprendió junto a sus hijos, de quienes no se había tenido noticia desde el 26 de julio. La última vez que se supo de Juana Rivas fue el pasado martes en su comparecencia, a la que acudió sin los dos menores.

La granadina tenía que presentarse a las 17.00 horas con sus dos niños, según la orden de la magistrada. Sin embargo, no esperó a esta tarde y entregó a sus hijos por la mañana en las dependencias de la Guardia Civil.

Juana Rivas ya fue obligada por la juez a entregar a sus hijos el pasado mes de julio, pero no se presentó. En la comparecencia que tuvo lugar la semana pasada ante el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada, la jueza acordó la retirada del pasaporte de los hijos menores, así como la prohibición de que salgan del territorio ‘Schengen’ sin autorización judicial o del padre.

LA ASESORA LEGAL Y LA PSICÓLOGA, IMPUTADAS

Esta semana también tendrán que acudir a los juzgados la asesora legal de la madre, Paqui Granados, y la psicóloga Teresa Sanz, ambas trabajadoras del Centro de la Mujer de Maracena, institución que prestó ayuda a Juana Rivas desde los inicios del caso.

Sin embargo, la magistrada considera que hay indicios de que las dos mujeres podrían haber inducido a la madre granadina a cometer un posible delito de sustracción de menores o, al menos, haber sido «partícipes necesarios» de la huida emprendida con los menores. Por esta razón tendrán que comparecer el miércoles en calidad de imputadas.

También han sido imputados y, por ende, tendrán que declarar el jueves los familiares de Juana Rivas hasta el segundo grado de consanguinidad, a fin de que presten declaración como investigados en los delitos de sustracción de menores.

La abogada de oficio de Juana Rivas ya reconoció la semana pasada que la madre de Maracena «está en una situación legalmente complicada», ya que «está asumiendo muchos riesgos legales» al haber huido con sus hijos teniendo una orden de entrega.

‘JUANA ESTÁ EN MI CASA’

Durante el tiempo que Juana Rivas estuvo en paradero desconocido con sus hijos se sucedieron las muestras de apoyo a la madre, no sólo en las redes sociales sino también desde las propias instituciones con el lema ‘Juana está en mi casa’. Incluso la Junta de Andalucía celebró que la jueza la dejara en libertad provisional tras comparecer la semana pasada.

El Gobierno de Susana Díaz llegó a manifestar que es «prioritario» el interés superior de los menores y por ello defendió que «darles voz es fundamental» antes de entregarlos con el padre, sobre el que pesa una condena por maltrato.

Por otro lado, buena parte de las organizaciones feministas salieron en defensa de Rivas y defendieron la postura de no entregarlos al padre. La Federación de Mujeres Progresistas aseguró que es «lógico» que evitara comparecer con ellos para protegerlos, mientras que la Plataforma 7-N pidió que se cerraran «todas las causas» contra Juana.