Mayo se estrenará con un episodio de “temperaturas anormalmente altas” que se prolongará desde este viernes hasta el próximo martes, con lo que se esperan cinco días de ascenso continuado y generalizado en los termómetros, y coincidirá en parte con las primeras salidas autorizadas por el Gobierno en pleno estado de alarma para pasear en familia o hacer deporte de forma individual.

En principio, este sábado se podría abandonar el confinamiento obligado en casa para frenar el coronavirus para dar paseos familiares o practicar deporte individualmente, según anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el próximo lunes empezará la fase 0 del plan de desescalada del Ejecutivo.

Pues bien, las altas presiones predominarán en la mayor parte de la península y Baleares a partir de este viernes, según señaló este miércoles la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), con lo que se iniciará entonces “un episodio de temperaturas anormalmente altas para la época del año, que se prolongará muy probablemente hasta el martes 5”.

Durante el viernes, el ascenso térmico será generalizado y notable en amplias zonas del interior peninsular, lo que resultará especialmente acusado en ambas Castillas, el sur de Aragón y el interior de Andalucía oriental. Para este día, se prevén temperaturas superiores a 24 o 26ºC en los valles del Ebro y del Guadalquivir, así como en el área levantina.

El sábado, 2 de mayo, continuará el incremento de las temperaturas, sobre todo en Andalucía occidental y Extremadura.

La situación se acentuará a partir del domingo, con la entrada de una masa de aire cálida procedente del norte de África, que provocará un ascenso aún más acusado de las temperaturas, especialmente en la mitad oeste peninsular.

La Aemet indicó que se espera que los valores más altos de este episodio de calor se den durante el lunes 4 y el martes 5, cuando podrían alcanzarse valores superiores a 32 y 34ºC en los valles de los principales ríos del suroeste peninsular, el valle Ebro y en zonas del interior de ambas mesetas.

El miércoles 6 de mayo se espera un probable descenso de las temperaturas desde el oeste peninsular, aunque las máximas continuarían por encima de los 20ºC en buena parte de la península y Baleares.

SERVIMEDIA