Muchas de las consultas que se reciben a través de teléfono o vía email son de mujeres embarazadas preocupadas por cómo les puede afectar esta pandemia.

Las mujeres embarazadas entran dentro de los grupos de riesgo y resulta primordial cuidar y mantener su estado de salud, evitando complicaciones que pongan en riesgo su estado o el desarrollo del bebé.

El problema que nos encontramos con este virus es que se trata de una amenaza real pero invisible a nuestro ojo. Y, además, hay que sumar el desconocimiento de muchos aspectos sobre su patogenicidad. Muchos expertos consideran que conforme llegue el buen tiempo y aumente la temperatura, su infectividad será menor en nuestro hemisferio. Es muy probable que así sea, pero no disponemos de datos que confirmen que el comportamiento sea así.

Al tratarse de un “virus invisible», resulta complicado poder protegerse o evitarlo. Por eso cualquier mujer embarazada debe ceñirse a las recomendaciones generales: higiene constante de manos y superficies, permanecer en casa (siempre que sea posible), ventilar adecuadamente el domicilio, evitar zonas de multitudes: transporte público, cines, gimnasios, centros comerciales, etc.

En cuanto a las salidas y paseos, es mejor restringirlos, si dispones de bicicleta estática o cinta en casa, es el momento de darles uso.

¿Pueden salir a pasear las mujeres embarazadas? Evitadlo de momento.

¿Qué ocurre con las visitas y revisiones médicas? Cuando acudas al médico a tus revisiones, intenta permanecer el menor tiempo posible, si dispones de mascarillas úsalas. Continúa con el lavado de manos muy frecuente y la distancia con el resto de pacientes.

En cuanto a la alimentación: consumir fruta y verdura es ideal, pero procura pelarla o lavarla adecuadamente. Para cocinar, aunque la fritura no sea lo más saludable nutricionalmente sí que es la que asegura una temperatura alta y homogénea en el alimento.

Actualmente la recomendación es esta: «Las mujeres embarazadas que estén asintomáticas deben controlarse a sí mismas en el hogar para detectar las características clínicas del Covid-19 durante al menos 14 días.» (toma de temperatura corporal 2-3 veces al día).

Los únicos datos disponibles a día de hoy son de 9 mujeres embarazadas infectadas que fueron tratadas en Zhongnan (China). Se sospecha de una posible transmisibilidad vertical, las 9 mujeres estaban ya en su tercer trimestre de embarazo y se les sometió a cesárea; todos los bebés nacieron con normalidad.

En resumen, tanto si estás embarazada como si no, debemos ser coherentes: el distanciamiento social es clave para evitar contagiarse. Mantén la calma y sigue las recomendaciones.

Confiemos en que en pocas semanas este brote esté controlado si todos colaboramos y somos solidarios.

Fuente: http://grupo.farmaciastrebol.com/