El Solar Impulse, primer avión solar, aterrizó este jueves en Sevilla tras cruzar el océano Atlánticoy , pilotado por Bertrand Piccard, tras 70 horas de vuelo impulsado por energía solar sin utilizar ningún tipo de combustible fósil, según informó Enaire, el gestor de navegación aérea de España.

Al ser un vuelo visual, que no sigue los procedimientos instrumentales de la aviación comercial, Enaire ha emitido un permiso especial acorde a la normativa europea para volar por encima de los 19.500 pies (aproximadamente 5,94 kilómetros) que es el máximo legal para este tipo de vuelos.

solar_impulse_2_avion_energia_solarDadas las características especiales del avión solar, la aproximación y aterrizaje posterior en Sevilla han requerido de un lento descenso frente a las costas de Huelva que se ha prolongado alrededor de una hora. El Centro de Control Áereo de ENAIRE en Sevilla ha supervisado la maniobra desde su entrada en el espacio aéreo español (04.05 hora local) hasta su aterrizaje en el aeropuerto hispalense.

El Solar Impulse despegó el pasado lunes, 20 de junio, desde el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York a las 8 de la mañana de España y ha tomado tierra en el Aeropuerto de Sevilla de Aena a las 07.40, hora local. En total la travesía ha durado 70 horas y Enaire ha coordinado su llegada a España con el Ministerio de Defensa, Ejército del Aire y el gestor de aeropuertos Aena.

La aventura del Solar Impulse en su vuelta al mundo se ha prolongado durante 15 etapas desde que partió de Omán. En su recorrido, pilotado por André Borschberg y Bertrand Piccard, ha pasado por India, Myanmar, China, Japón y Estados Unidos.

Con la primera vuelta al mundo en avión solar de Bertrand Piccard y André Borschberg, Solar Impulse quiere demostrar que «las energías limpias pueden alimentar el planeta».